Quienes nacieron en este signo están perfectamente definidos por las características que presenta la cabra. Son obstinados frente a sus objetivos, y no importa cuán alta sea la montaña que ellos serán capaces de escalarla. Capricornio sabe como nadie lo que es el esfuerzo y la tenacidad y la perseverancia es su medio para lograr lo que se propone. A la cabra no le gusta que le indiquen el camino, pues ella sabrá cómo encontrar la mejor alternativa para llegar a su destino. Si bien se trata de personas muy sensibles y generosas, pueden estallar en un ataque de ira cuando la hipocresía se hace presente.

La gran característica de Capricornio

La característica que mejor define a los nacidos en este signo es sin lugar a duda su extraordinaria capacidad para ponerle todas las ganas a su trabajo y todas las energía al logro de sus metas. Ellos han nacido para trabajar y desde muy chicos muestran una excelente predisposición para ello teniendo además de fuerza y empuje propio, unas enormes ganas de superarse. No importa si ese trabajo no les agrada, o no cumple todas sus expectativas.

Un trabajo digno, y con mucha dedicación, es la única forma válida que este signo encuentra para lograr sus objetivos. Y cuando se trata de fijarse objetivos, Capricornio es uno de los signos más exigentes para con ello y es más, si recibiera una gran fortuna, él no dejaría de trabajar. En su lugar guardaría ese dinero para con él construir un ahorro que le otorgue la tan anhelada seguridad. Es que este signo de tierra, es en su interior inseguro, y por tanto invierte todos sus recursos en procurar todo lo que le de seguridad.

Capricornio: siempre atento

Lo cierto es que difícilmente lo encuentres desprevenido, pues siempre habrá guardado algo por si acaso vinieran épocas difíciles. También vela y de la misma forma, por su familia. El piensa tanto en sí mismo como en los de su entorno más próximo y es precisamente por ello que trabaja tan duro.

Capricornio es un signo materialista y para los de este signo, el dinero es un bien que cuesta mucho esfuerzo ganarlo. Por tanto hay que cuidarlo, y si un integrante de su familia no lo hace, se sentirá muy molesto. Así como es capaz de trabajar duro para que nada les falte a su familia, también puede ser muy duro a la hora de reprochar gastos excesivos.