Les encanta la Navidad, pero les da mucha pereza decorar la casa. Si pueden, dirigen la operación para que otro lo haga. Suelen estar muy ocupados para dedicarse a estos detalles. Eso sí cuando lo hacen, no les falta detalle. Ellos son tradicionales al máximo, les gusta el lujo y lo decoran todo muy clásico. Decoración recargada, ponen Árbol, Belén, Corona en la puerta y guirnaldas sobre la chimenea, guirnaldas por toda la casa o luces por las escaleras… ¡Hasta el perro va disfrazado de Papá Noel! Los Villancicos que no falten y no reparan en gastos.

En la decoración de la mesa no faltará detalle. Sacarán su mejor vajilla, cristalería y cubertería. Imprescindible vestirse para Nochebuena. Los regalos: varios regalos para cada uno y no escatiman en gastos. El menú: marisco, pavo o cordero, turrones y otros dulces navideños. Nada de andarse por las ramas. Mejor ir directo al grano…